VILLENA: +34 965 808 759 | BANYERES : +34 966 567 047 | ALICANTE: +34 966 387 650

Legis Blog

todo un equipo trabajando para ti

¿Cómo superar el síndrome postvacacional?

Hace algunos años nadie hablaba del síndrome postvacacional, pero hoy en día es muy común escucharlo en nuestra sociedad.

Septiembre suele ser el mes en el que se inicia tanto la vuelta al cole para los niños como la vuelta al trabajo para los adultos.

Tanto en unos como en otros es una etapa de adaptación a nuestra rutina del día a día.

Si bien en los niños no suele ser tan dramático y se adaptan fácilmente en la mayoría de los casos, en los adultos es mucho mas duro.

” El síndrome postvacacional, se puede definir como el estado que se produce en el trabajador al fracasar el proceso de adaptación entre un periodo de vacaciones y de ocio con la vuelta a la vida activa, produciendo molestias que nos hacen responder a nuestras actividades rutinarias con un menor rendimiento. Este síndrome hace referencia a un estado de malestar genérico, con síntomas tanto psíquicos como físicos, afectando principalmente a personas jóvenes, menores de 45 años.”

Según Luis Folgado de Torres del equipo de Psicólogos Especialista de Madrid “Los síntomas que manifiestan algunas personas días antes de la vuelta al trabajo, son comparables a cualquier forma de depresión de carácter clínico, sobre todo en episodios de tristeza notables.”

En la actualidad esta “depresión” no tiene entidad diagnóstica y oficialmente no está reconocida como una enfermedad. La duración de esta “depresión” oscila entre una y dos semenas, dependiendo del trabajo.

A continuación os cito algunos factores a tener en cuenta para que la incorporación al mundo laboral tras el periodo vacacional se nos haga más llevadera.

Puntos a tener en cuenta:

  • Incorporarse unos días antes de las vacaciones.

No apurar hasta el último día disfrutando de nuestras vacaciones, intentar volver a nuestro entorno unos días antes para ir adaptándonos a la rutina.

  • Empezar a madrugar los días previos.

No dejar el madrugón para el primer día de trabajo. Intentar organizar nuestros horarios los días previos a la vuelta al trabajo.

  • Pensar en lo positivo que nos aporta el trabajo.

Programar nuestra mente en modo positivo y ver lo bueno que nos aporta nuestro trabajo en nuestra vida.

  • No tirarse de golpe.

Al incorporarnos a nuestro trabajo intentar empezar de forma paulatina y no intentar hacer todo el trabajo atrasado el primer día. Establecer prioridades.

  • No abandonar el ocio.

Por el hecho de terminar nuestras vacaciones no tenemos que abandonar todo aquello que nos aporta energía positiva en nuestro tiempo libre. Hay que internar compatibilizarlo. Adquirir algún hobby  que se pueda realizar de forma habitual y compatible con el trabajo diario.

Si unido a todos estos factores ponemos de nuestra parte no tiene por qué aparecer el temido síndrome postvacacional y nuestra vuelta a la rutina puede llegar a ser incluso placentera, olvidándonos de tanto descontrol veraniego y centrarnos en una nueva etapa llena de retos pendientes de conseguir.

Si por el contrario algún síntoma de la depresión postvacacional te alcanza, no te preocupes en la mayoría de los casos es cuestión de un par de semanas. Nuestra mente es capaz de adaptarse a los cambios más rápido de lo que imaginas.

Feliz vuelta a tu trabajo, el trabajo es salud.

La salud es VIDA, DISFRÚTALA!

Dacia Tomas Francés

Dejar respuesta

banner-online

Twitter

Could not authenticate you.

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies