VILLENA: +34 965 808 759 | BANYERES : +34 966 567 047 | ALICANTE: +34 966 387 650

Legis Blog

todo un equipo trabajando para ti

Conflicto??… Siempre hay solución

Estoy encantado de haber finalizado uno de los procesos de aprendizaje más gratificantes que he vivido en mi carrera profesional como Graduado Social. Y quisiera compartir algo que he aprendido.

En el día a día, por mi profesión, me veo en la tesitura de tener que afrontar la resolución de muchas controversias y conflictos.

Algunos, desafortunadamente, terminan siendo resueltos por una persona completamente ajena a la situación, que imparte justicia, pero no soluciona las cosas.

Normalmente esta forma judicial de solucionar problemas es lenta y cara.

Cuando no hay relación de ningún tipo entre las partes en conflicto, impartir justicia puede ser una solución a medias.

Pero cuando existe relación de algún tipo entre las partes, dígase familiar, laboral, de vecindad o cualquier otra, y ésta se va a mantener en el tiempo, la solución no pasa por un Juez, porque seguramente el problema de fondo sigue latente y va a continuar impregnando y complicando la relación entre ambos.

¿Esto tiene solución?

La respuesta es positiva.

Hay un sistema de resolución extrajudicial de conflictos, ágil, rápido y económico, con un método creado para que sean las partes las que aporten la solución.

Esta particularidad es clave para que realmente crean en la solución y satisfagan sus pretensiones, dejando el problema zanjado.

Las partes deciden libremente el acuerdo al que van a llegar, ambas partes ganan sin vencedores ni vencidos.

La respuesta, la Mediación.

Pero ¿qué es un conflicto?

Es una situación en la que dos o más personas perciben que sus posiciones, intereses o necesidades son contrapuestos.

Y ante esta situación, la Medicación, es un medio de solución de controversias, cualquiera que sea su denominación, en que dos o más partes intentan voluntariamente alcanzar por sí mismas un acuerdo con la intervención de un mediador.

La mediación trata de contener la escalada del conflicto y reducir su intensidad con el fin último de alcanzar una situación en la que sea posible llegar a un acuerdo.

Implica transformar el conflicto, desde tres características:

  • Intervención de un tercero (mediador) que no decide el conflicto, sólo aproxima a las partes. En algunos ámbitos, como el laboral, también propone soluciones.
  • Las partes son las protagonistas del acuerdo.
  • El Acuerdo tiene validez frente a las partes y frente a terceros.

Someterse a un proceso de mediación no es exactamente igual en conflictos de ámbito penal, laboral, de consumo, con la Administración, civil o mercantil.

Tienen regulaciones diferentes y algunas características propias. Pero el éxito que está teniendo la mediación, tanto a nivel nacional como internacional, en la resolución alternativa de controversias reside en unos principios que son iguales para todos los ámbitos:

  • VOLUNTARIEDAD: Las partes no van obligadas, lo que está presuponiendo un interés por solucionar el problema.
  • NEUTRALIDAD: El mediador no toma posición por ninguna de las partes.
  • IGUALDAD DE PARTES: El mediador mantiene el equilibrio entre las partes.
  • CONFIDENCIALIDAD: Es una obligación tanto para el mediador, como para las partes.
  • IMPARCIALIDAD: El mediador debe ser completamente ajeno a las partes.

Imagina que ese conflicto que estás padeciendo en el ámbito de tu familia por una separación matrimonial, o con el arrendatario de tu vivienda, o con tu comunidad de vecinos, o en el relevo generacional de tu empresa, o en el ámbito de tu empresa o tus trabajadores, se pueda aportar una solución por todos, con la que todos ganen y perviva la relación entre ambos, consiguiendo olvidar el pasado y pasando a pensar en el futuro. Siempre hay intereses comunes en toda controversia.

A nadie nos gustan los problemas, pero ahí están.

Hay mucho margen entre querer solucionarlos aferrándonos a nuestra pretensión de una forma competitiva, queriendo únicamente cumplir nuestro propio objetivo, o solucionarlos desde la evasión del problema o la acomodación en el interés del otro.

La mediación intentará, en ese margen, dar una solución cooperativa entre las partes, que otorgue importancia tanto a la consecución de los objetivos de las partes, como a la pervivencia de la relación entre ambos.

Ahora, te propongo que pienses en aquellas situaciones en las que tus deseos son diferentes de los deseos de otra persona.

¿Cómo respondes habitualmente a estas situaciones?
¿Das más importancia a conseguir tus objetivos? ¿O a mantener la relación?
¿Crees que en los conflictos hay intereses comunes?
¿Conocías la existencia de la Institución de la Mediación?

En nuestro despacho además de contar conmigo para mediar, también puedes hacerlo con Virtu o Paco, desde Legis trabajamos siempre para ayudarte a cumplir tus objetivos.

Pablo A. Sirera Soler

Fuente de la imagen: depositphotos.com

Si te ha gustado, suscríbete al blog de Legis



banner-online

Twitter

Could not authenticate you.

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies