VILLENA: +34 965 808 759 | BANYERES : +34 966 567 047 | ALICANTE: +34 966 387 650

Legis Blog

todo un equipo trabajando para ti

¿Estoy contabilizando bien mis facturas? ¿Diferencias tus Gastos y Bienes de Inversión?

Cuando decidimos darnos de alta como Autónomos, comenzamos a oír algunos conceptos que pensábamos que teníamos muy claros pero a la hora de la verdad  no es así.

Últimamente, hablando con algún cliente  sobre los Gastos y Bienes de Inversión  que tiene su empresa, me he dado cuenta que tienen dudas sobre la diferencia que hay entre  estos dos conceptos y como reflejarlos en los libros contables, por ello, he decidido realizar mi post aclarándolo.

El Gasto y los Bienes de Inversión son dos cosas completamente diferentes aunque a menudo nos empeñamos en confundirlos, esto de mezclar churros con merinas a Hacienda no le va, así que es muy importante que tengas clara la diferencia entre ambos conceptos para evitar sorpresas a la hora de tener una comprobación con la Agencia Tributaria.

Aquí te dejo una definición bastante sencilla de cada uno de ellos con ejemplos:

  • GASTOS: Es una salida de dinero que un empresario debe pagar por un artículo o por un servicio para el desarrollo normal de su actividad.

Ejemplo: Compra de material, alquiler, Pagos Consumo de la Luz, Agua, teléfono…. Y todas las cosas del día a día sin las que el negocio no funcionaria.

  • BIENES DE INVERSIÓN: Es una salida de dinero que realiza el empresario para adquirir bienes que se van a quedar en la empresa durante un periodo largo de tiempo más de 1 año.

Ejemplos: Imagínate que tu empresa se dedica a la electricidad y tienes que comprar un ordenador que lo vas a usar como herramienta de trabajo, este ordenador  te durará tiempo, porque no los vas a cambiar cada mes, ni cada año, luego es un Bien de Inversión y no es un Gasto.

Una vez que tenemos claro que significa cada uno de estos conceptos y los sabemos diferenciar perfectamente, debemos de saber que desde el punto de vista Fiscal o contable tampoco se trata igual un Gasto que un Bien de Inversión de ahí que se contabilicen en partidas diferentes.

 Los Gastos nos lo podemos deducir al 100% del total pero sin embargo un Bien de Inversión no.

Puede tentarte a deducírtelo de la misma manera y olvidarte de ello, pero si por casualidad lo realizas así y tuvieras alguna comprobación de la Administración que sepas que a los señores de Hacienda no le va gustar nada.

Para los Bienes de Inversión nos  tenemos que basar en unas tablas de amortización que la Hacienda pública nos facilita, donde dependiendo en el régimen fiscal en el que estés dado de alta te corresponderá una tabla de amortización u otra. Haz click aquí para ver la tabla.

Esto de las amortizaciones es un poco más complejo, sobre todo si es la primera vez que lo ves, pero una vez que se conoce y se sabe cómo se debe de utilizar no te tiene porque preocupar.

Espero que esta pequeña explicación que te dejo te sirva para poder aclarar tus dudas y si necesitas más información puedes ponerte en contacto con nosotros, estamos para ayudarte.

 

¿Has confundido alguna vez los conceptos Gastos y Bien de Inversión?

¿Te llevas tu la contabilidad? O ¿Tienes contratada alguna persona especializada que se ocupa de esta tarea?

 

Anto Barceló Orgiler

Dejar respuesta

banner-online

Archivos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies